La harina de avena es uno de los ingredientes más utilizados. Úsala como sustituto para comidas más  saludables. En Inmolisa contamos con este producto y, además, de acuerdo a tus necesidades podemos obtenerla con diferentes granulometrías.

La Harina de avena se obtiene por la molienda de hojuelas de avena y el tamizado posterior para separar el salvado.

De acuerdo al grado de separación se obtienen harinas con diferentes granulometrías que puede regularse de acuerdo con las necesidades y especificaciones del cliente.

La información nutricional depende del grado de separación del salvado, variando entre valores similares a los de la hojuela para la harina 100% integral, hasta una disminución de fibra a 5 g/100 g para la harina con separación total del salvado.

Se puede utilizar para la elaboración de galletas, productos de la panadería, bebidas, así como también como un componente extra para la producción de otros tipos de productos como sopas, salsas etc.

Gluten Free de acuerdo con las regulaciones de la FDA (Food and Drug Administration, USA) ya que contiene menos de 20 ppm (parts por million).

Especificaciones

Descripción

Harina de Avena, derivada del tratamiento mecánico de descascarado, cortado, seleccionado, tostado (estabilizado en tratamiento térmico) laminado, molienda y tamizado.

Parámetros Analíticos

Humedad: 07,00 – 11,50 % máximo
Actividad Enzimática: Negativa. Materias extrañas: No permitido
Granulometria retenido en tamiz Nro. 30: 25%
Granulometria pasa el tamiz Nro. 30: 75%

Vida Útil

12 meses con el envase íntegro y a temperatura ambiente a partir de la fecha impresa en cada producto.

Empaques y presentaciones

Sacos de polipropileno laminado y tejido o de papel de hasta 50 kg.Bolsa interna de polietileno (opcional) Maxisacos de hasta 1000 kg. Impresiónn estándar o definida por el cliente. Nuestros formatos de presentación y envase pueden adaptarse a las necesidades de nuestros clientes.

Almacenamiento

Consérvese en lugar limpio y ventilado, protegido de agua, humedad y de la luz solar directa.

¿Cuáles son los usos de la harina de avena?

La avena es conocida por su alto contenido en fibra y sus virtudes para combatir la obesidad, la diabetes y el colesterol. Por lo tanto, la harina de avena, hecha de granos de avena molidos, se puede utilizar en muchas comidas preparadas para reemplazar, aproximadamente, el 20% o más de la harina de trigo en panes, pasteles y galletas. La harina de avena es más digestiva, contiene fibra y menos calorías. Se puede utilizar al 100% en algunos productos de pastelería y repostería. Su consistencia única cuando se cocina puede usarse como un agente espesante para salsas y sopas. También se puede incorporar en muchas recetas para agregar sabor o para aprovechar su mayor ingesta de proteínas como platos salados, pan casero, masa para panquecas, pasteles, brownies, muffins, galletas y barras de granola caseras.

¿Cuál es la mejor opción para consumirla?

Como cereal, la harina de avena es rica en muchos nutrientes beneficiosos, una vez asimilados por nuestro organismo. Entre ellos están: vitaminas E y B; proteínas vegetales; aminoácidos; antioxidantes que protegen las células del cuerpo del envejecimiento prematuro debido a los radicales libres; fibras llamadas insolubles que intervienen en la digestión adecuada; oligoelementos y minerales esenciales como hierro, fósforo, magnesio, potasio y calcio. Además, la harina de avena facilita la cocción de algunas comidas.

¿Para qué utilizar la harina de avena?

La harina de avena sirve para realizar variedades de recetas como sustituto de la harina de trigo para panes y postres o como espesante en platos salados. Además de esto, la harina de avena es utilizada en la industria cosmética ya que es útil para la piel y ayuda a tratar el acné. Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias ayudan a tratar la piel seca porque contiene compuestos llamados saponinas, que son limpiadores naturales.